Somos una empresa que aspiramos a convertirnos en centro especial de empleo, teniendo como objetivo la integración laboral y por tanto social de personas con discapacidad.

Para aquellos que lo desconozcan, un centro especial de empleo es aquel donde un gran porcentaje de sus trabajadores tienen una discapacidad reconocida de al menos un 33%.

Estas personas, por las trabas que la sociedad les impone, suelen ser más responsables y ponen toda su atención y esfuerzo en las tareas asignadas.

Desde CORSEMA se fomenta la especialización del personal, adaptando el puesto a la persona y dando formación continuada de parte de la empresa para el conocimiento de nuevos productos y técnicas para asegurar un resultado óptimo en nuestros trabajos.

Para obtener la calificación de Centro Especial de Empleo, las empresas deben contar en su plantilla con un mínimo del 70% de trabajadores con discapacidad, requisito que ya cumplimos estando a la espera de calificación por la administración competente.